Tal y como os decía en entradas anteriores, voy a seguir hablándoos de todo lo que considero debe saberse para poder llegar a un diagnóstico correcto de Enfermedad Celíaca, y con ello, que puedan salir cada vez más celíacos a la luz porque es una de nuestras enormes problemáticas; el infradiagnóstico. En torno al 85% de celíacos está sin diagnóstico, no saben que lo son.

Hoy quiero tocar una prueba más que habitualmente no se suele realizar, y que es absolutamente necesaria para poder llegar a un diagnóstico certero.

¿Qué es la Deficiencia selectiva de IgA?.

El déficit de IgA es la inmunodeficiencia primaria más común. Las personas con este trastorno presentan ausencia o bajo nivel de una proteína sanguínea llamada inmunoglobulina A.

En 85%-90% de los casos, los pacientes son asintomáticos pero algunos pueden desarrollar infecciones recurrentes, trastornos gastrointestinales, alergias y enfermedades autoinmunes. Las manifestaciones más comunes del déficit de IgA son las infecciones respiratorias recurrentes tales como otitis, sinusitis, bronquitis y neumonía, principalmente de origen bacteriano. También se han observado frecuentemente intolerancias alimentarias, enfermedad celíaca e infecciones por protozoos como Giardia lamblia. En más del 40% de pacientes, los trastornos alérgicos pueden ser la manifestación inicial. Pueden estar también asociados trastornos autoinmunes como púrpura trombocitopénica inmune, anemia hemolítica, artritis reumatoide juvenil y tiroiditis. La IgA puede normalizarse en niños, generalmente antes de los 4 años; en ocasiones puede evolucionar a una inmunodeficiencia común variable.

Por todo ello, si nuestro médico tiene sospechas de que seamos celíacos y nos manda las analíticas de sangre específicas de la Celiaquía (Genética y Anticuerpos), DEBERIA señalar o escribir también en dicha análitica, la prueba de la IgA total.

Y ¿Por qué es tan importante ésta prueba?.

Porque el déficit selectivo de IgA en pacientes celíacos es significativamente superior al del conjunto de la población general. Por ésta razón, y tal y como dice el texto que aparece en la fotografía debajo de éstas líneas, el cual corté y pegué de una analítica mía, en caso de no haberse solicitado a la vez que los anticuerpos específicos de la Celiaquía, se recomienda la valoración de la concentración total de la IgA sérica. 

Si la analítica de la IgA total, muestra que si existe una deficiencia de la misma, entonces se recomienda totalmente realizar las determinaciones para la Celiaquía de isotipo IgG.

igAtotal

La razón de que ésta prueba sea tan necesaria y tan importante a la vez, es porque debido a ello se puede creer  que los anticuerpos salen negativos cuando en realidad pueden ser perfectamente positivos, pero no se sabe porque siempre se pide que se analicen los anticuerpos antitransglutaminasa IgA, sin pedir con ello la IgA total, que es el marcador que dirá si tenemos bien la IgA y no deficiente, para valorar correctamente el resultado del valor de los anticuerpos de la Celiaquía.

Resumiendo: No se puede decir que nadie tenga anticuerpos negativos IgA de la E. Celíaca, si se han analizado de forma aislada de la IgA total y no en conjunto, porque sería un resultado que no es verdadero al faltar datos.

Ésto es un gran problema, porque muchos celíacos están creyendo que tienen anticuerpos negativos, sin tener todas las pruebas sobre la mesa, y debido a ello, están sin su diagnóstico.

Fijaros que una cosa tan sencilla como ésta, y en ella se falla también para el diagnóstico de la Enfermedad Celíaca. Simplemente es pedir un marcador más a la hora de analizar la sangre, pero, como digo, a muchos médicos “se les escapa” este dato, o simplemente lo ignoran, no lo saben.

En el caso por tanto, de que se vea en nuestra analítica que tenemos anticuerpos negativos y que no se ha realizado la IgA total, tenemos dos soluciones para salir de la duda y saber si verdaderamente dan negativos o positivos nuestros anticuerpos.

El problema sería así:

Tengo anticuerpos antitransglutaminasa IgA negativos (los Ac. antiendomisio IgA y los Ac. antigliadina IgA ahora parece que no se piden, los primeros por costosos, y los segundos porque son específicos de más enfermedades que solo la celíaca),  pero en la analítica veo que no se me ha realizado la IgA total, con lo cual, es como si no se hubiera hecho nada.

Solución 1: Pídele a tu médico que te haga la IgA total para saber si hay déficit y con ello contrastar los valores, y que de verdad sirva la analítica hecha de los anticuerpos IgA previamente.

Solución 2: Pídele a tu médico que te haga los anticuerpos antitransglutaminasa IgG, si, has leído bien, IgG, dejamos de lado la Inmunoglobulina IgA y nos centramos en laInmunoglobulina  IgG.

Para que lo entendáis mejor, existen cinco tipos (clases) de inmunoglobulinas o anticuerpos en la sangre: IgG, IgA, IgM, IgD e IgE. La clase de inmunoglobulina presente en mayor can tidad en la sangre es el IgG, seguido por IgM e IgA.
De estas clases de inmunoglobulinas, son principalmente las IgM e IgG las que protegen el torrente sanguíneo, tejidos corporales y órganos internos de infecciones.

Nosotros “fabricamos” nuestros anticuerpos antitransglutaminasa con sus inmunoglobulinas correspondientes, porque nos queremos proteger del gluten, que es lo que nuestro cuerpo interpreta como un “enemigo muy peligroso” a combatir.

Yo soy de esos casos en que mis anticuerpos antitransglutaminasa IgA, me daban negativos, pero…¡¡Oh sorpresa!!, mi médico cayó en pedirme también los IgG, y ahí estaban perfectamente positivizados. Él los llama los anticuerpos con “más memoria”, porque son los que llevan más tiempo en la sangre, más tiempo que los IgA, así me lo explicó para que lo entendiera mejor.

Espero que ésta explicación sirva para ayudaros más, a quienes tengáis dudas con vuestro diagnóstico, y a quienes lo estéis buscando porque sospecháis que podéis ser celíacos.

En una próxima entrada, hablaré de otra duda que surge mucho, ¿Se puede ser celíaco con anticuerpos, biopsia y genética negativa??. Si se podría, pero…. lo dicho, más adelante lo explicaré.

En casos así, ya voy hablando de otras pruebas complementarias a la Enfermedad Celíaca, que también sirven muy bien para llegar a un diagnóstico acertado, entre esas pruebas que os comento, además de la que nos ocupa aquí mismo, he hablado ya de:

También de la sintomatología en la Enfermedad Celíaca, necesaria para sospechar que lo podemos ser:

Y además, podéis consultar nuestra sección de Médicos para celíacos si os sirve de ayuda.

Un abrazo a todos y recordad, compartir es difundir. Gracias por vuestra colaboración.

Ángeles Alonso