Estaba ahora mismo preparando la comida en la cocina cuando recibo la llamada de mi padre para decirme “Hija ¿Tienes una tele delante?, – sí papá, -pues pon la sexta noticias y luego me cuentas”.

Dicho y hecho, ya me encontré la noticia a medias, pero lo poco que pude escuchar era que estaban hablando de que un equipo de científicos había descubierto que probablemente el causante de la Enfermedad Celíaca fuera un virus.

Como me quedé con más ganas de saber, como no!, he buscado más información por internet, y me fui precisamente a la fuente de la noticia que estaba viendo, La Sexta. Efectivamente lo he podido encontrar y aquí os la dejo para todos:

Un virus estomacal habitual en la infancia podría ser el desencadenante de la Enfermedad Celíaca

Además también he visto ésta noticia publicada en el Diario ABC y en el Independiente, de todas ellas voy a extraer aquí los puntos que considero más relevantes, debido a la gran importancia de éste descubrimiento que podría abrirnos las puertas a una posible curación de la Enfermedad Celíaca, con una vacuna futura, quien sabe, la esperanza nunca la debemos de perder, y éstas investigaciones abren el camino para que cada vez podamos tener más cerca, la solución definitiva a lo que nos pasa.

virus enfermedad celiaca

  • La infección por reovirus, por lo general inocuos, desencadena una respuesta inmune que provoca que el organismo acabe perdiendo su tolerancia al gluten
  • Se trata de un hallazgo de un grupo de científicos de Chicago que podría abrir la puerta al desarrollo de vacunas contra estos virus intestinales y prevenir la celiaquía en niños con riesgo de desarrollarla.
  • Administrado a ratones, este virus tipo reoviridae desencadenó una respuesta inmune inflamatoria y la pérdida de tolerancia oral al gluten, una proteína difícil de digerir de por sí que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada.
  • Y este efecto nocivo de los reovirus, ¿también tiene lugar en los seres humanos? Pues parece que sí. De hecho, las personas celiacas tienen unos niveles de anticuerpos frente a reovirus mucho más elevados que la población sin celiaquía. Un dato que demuestra que, en algún momento, estos pacientes estuvieron expuestos a estos reovirus.
  • Esta investigación, recién publicada en Science, arroja luz sobre el asunto. “El estudio muestra que un virus aunque no produzca síntomas clínicos puede estar haciendo algo malo en el sistema inmunitario y sentar las bases de un desorden autoinmune, y en este caso particular, la enfermedad celiaca”, explica la autora, Bana Jabri, médico de la Universidad de Chicago.
  • Entonces, ¿toda persona que contraiga una infección con este reovirus acabará desarrollando celiaquía? Pues no. Y es que como indica la investigadora, «el tipo de virus específico y sus genes, la interacción entre el propio virus y el hospedador, y el estado de salud del huésped también desempeñan un papel en todo este proceso».
  • Cada vez hay más y más evidencias epidemiológicas que sugieren una asociación entre las infecciones virales y la celiaquía. O lo que es lo mismo, que los virus disipan toda tolerancia a esta proteína. Pero hasta ahora no se ha contado con ninguna prueba concluyente de que esto fuera así.
  • Como indican los autores, «nuestros resultados sugieren que la infección con un reovirus puede dejar una marca permanente en el sistema inmune que sienta las bases para las posteriores respuestas autoinmunes frente al gluten».
  • En definitiva, el estudio sugiere que la infección con un reovirus podría ser el primer desencadenante del desarrollo de la celiaquía.
  • La investigación abre las puertas a que en el futuro se implanten nuevas estrategias para prevenir las enfermedades autoinmunes y alergias alimentarias, como la vacunación frente a virus que hasta ahora eran considerados clínicamente irrelevantes.
  • Concluye Bana Jabri, «durante el primer año de vida, el sistema inmune todavía se encuentra en un proceso de maduración. Por tanto, y en el caso de los niños con un genoma específico, la infección por un virus determinado puede dejar una ‘cicatriz’ que podría tener consecuencias a largo plazo. Así, creemos que una vez contemos con más estudios, los niños en alto riesgo de desarrollar celiaquía podrían ser vacunados frente a la enfermedad».
  • “Para que una persona sea celiaca tiene que tener predisposición genética y poseer una inmunidad específica, pero aún no conocemos el gatillo que dispara la enfermedad”, explica a El Independiente Fernando Gomollón, gastroenterólogo de la Universidad de Zaragoza.
  • En España el 1% de la población es celiaca y en los últimos años se ha observado un aumento de personas no celiacas sensibles al gluten. Son alrededor de un 7% de la población.

Las investigaciones más relevantes que se están llevando a cabo sobre la Enfermedad Celíaca, podéis consultarlas si os apetece en nuestra sección de Últimos Avances científicos en tratamientos para la Enfermedad Celíaca.

Además aprovecho a informaros a todos de que estamos renovando totalmente nuestra web en esta semana, si alguna página de la web no funcionara, disculpad por las molestias, estamos trabajando en ello. Podéis leer nuestra entrada al respecto Nueva etapa, nuevo comienzo.

Como siempre os digo. Compartir es difundir. Muchas gracias a todos por vuestra colaboración.